La Almazara

En la localidad Zaragozana de Fuentes de Ebro, con una conexión directa con las fincas, se encuentra la almazara Santa Inés. Su ubicación garantiza la rápida molturación de la aceituna manteniendo todos sus matices.

La Almazara fue fundada en noviembre del año 2000, obteniendo nuestro primer aceite ese mismo año con los olivos plantados en 1996.

Nuestras instalaciones disponen de tecnología puntera y están certificadas de acuerdo a los protocolos más exigentes de calidad.(ISO, HACCP y BRC)

Recepción

Existe la máxima coordinación para la recepción de la mercancía entre la almazara y nuestras plantaciones. De esta forma, la oliva llega desde el campo e inmediatamente es molturada. No pasan más de 6 horas desde que se cosecha hasta que se extrae.

Molturación

Extracción en frío y doble decantación. La temperatura siempre se mantiene por debajo de los 25ºC para que el zumo de la oliva mantenga sus características esenciales y más peculiares. Todo este proceso es realizado con maquinaria dotada de última tecnología.

Bodega

Sin ventanas y con temperatura controlada. Se dispone de 12 depósitos de acero inoxidable con capacidad de 52.000 litros Los depósitos se inertizan con nitrógeno para evitar la oxidación del producto y garantizar la perfecta conservación durante toda la campaña.

Filtrado

El aceite se filtra para obtener un producto de más transparencia, brillo y atractivo, manteniendo la máxima frescura.

Envasado

Cámara Aislada. La máquina de envasado deja trazas de nitrógeno en la botella para crear una atmósfera inerte en el envase, copiando el sistema de los depósitos de la zona de la bodega.

Santa Inés

Aceite de oliva Extra Virgen